Magnetoterapia

¿CÓMO FUNCIONA LA MAGNETOTERAPIA?

La magnetoterapia de alta y baja frecuencia funcionan debido a que en nuestro organismo hay una gran cantidad de iones libres e incluso moléculas equilibradas eléctricamente como el agua que funcionan como dipolos debido a la orientación de sus cargas, cuando se someten a la influencia de un campo magnético al que se dota de una frecuencia en función de la patología a tratar, se aporta un incremento del movimiento a estas substancias por efecto de encontrarse en medio de un campo magnético oscilante y ser repelidas o atraídas en función de su carga, el efecto no es tan intenso como para proporcionar calor que debamos valorar como un elemento más de la ecuación terapéutica, aunque en algunos casos los pacientes lleguen a percibirlo, este movimiento extra acelera los procesos químicos en el organismo, favorece la acción de la bomba sodio potasio y ayuda a regular los intercambios en un tejido en que estos se veían disminuidos por la acción de una patología crónica o inflamatoria.

La magnetoterapia actuará también sobre el tejido óseo, la linfa, los músculos, en todos estos casos va a acelerar el trofismo y favorecer los procesos de rehabilitación.

¿POR QUÉ LA MAGNETOTERAPIA ACTUA CONTRA EL DOLOR?

No existe una causa única responsable de los efectos antiálgicos de la magnetoterapia, podemos observar un resultado sumatorio de varios de los efectos biológicos que la magnetoterapia produce sobre los tejidos del cuerpo humano especialmente eficaz en los procesos de carácter inflamatorio. La relajación de la musculatura lograda con la magnetoterapia a su vez mejora la circulación local, la fibra lisa se relaja y se produce una vasodilatación, la segregación de endorfinas contribuye a la elevación del umbral del dolor, y una ligera hiperemia y un mayor aporte sanguíneo suscitan un efecto antiinflamatorio, la normalización del potencial de membrana también contribuye a la actuación de la magnetoterapia contra el dolor.

¿CUALES SON LOS EFECTOS MÁS IMPORTANTES DE LA MAGNETOTERAPIA?

La magnetoterapia tiene un conjunto de efectos muy amplio e interesante sobre el cuerpo humano, pasamos a detallar algunos de los más importantes:

● Efecto relajante sobre la musculatura lisa y estriada, es capaz de actuar sobre músculos contracturados relajándolos, ello a su vez descomprime las articulaciones sobre las que actúan estos músculos y los libera de una presión excesiva, resulta muy eficaz en patologías como profusiones o hernias discales.

● Efecto analgésico, se logra debido a múltiples factores, la relajación del tejido muscular descomprime tejidos adyacentes, el umbral del dolor se eleva, la circulación mejora al disminuir la presión sobre arteriolas y vénulas y ello colabora disminuyendo el proceso inflamatorio,

● Osteogénesis, la densitometría ósea permite demostrar fuera de toda duda el importante estímulo trófico que produce la magnetoterapia sobre el tejido óseo, así que en la actualidad está más que demostrado que los campos magnéticos son capaces de inducir la fijación del calcio en el hueso y ello es aplicable en Fisioterapia en la resolución de múltiples patologías.

Magnetoterapia_01

Base científica de la Magnetoterapia

La técnica terapéutica consisten en la aplicación de campos magnéticos artificiales, en presencia de trauma o disfunción, controlando la frecuencia e intensidad de estos campos.

El campo magnético terrestre ofrece a los seres vivos protección eficaz contra las radiaciones solares. La intensidad del campo magnético terrestre es de unos 0.5 Gauss en la actualidad. El campo magnético terrestre experimenta variaciones importantes. Los seres vivos están acostumbrados a este campo magnético y su ausencia provoca serios trastornos.

La magnetoterapia consiste en reproducir sobre la zona afectada el campo magnético terrestre al que todos estamos sometidos, lo que demuestra la inocuidad de la técnica. Mientras que el campo magnético es de 0.5 Gauss y constante, los campos magnéticos artificiales pueden elevarse a niveles superiores (180 Gauss máxima potencia de pico).
Se puede controlar su frecuencia; la emisión del campo ya sea en forma continua o pulsante; la forma de impulso (sinusoidal, semisinusoidal, sinusoidal rectificado, cuadrado etc.) y el tiempo de aplicación. Generalmente en magnetoterapia se emplean campos magnéticos pulsátiles con frecuencias comprendidas entre 1-100 Hz y con intensidades mínimas de 5 Gauss y máximas de 100 Gauss.

Puede diferenciarse la aplicación de campos magnéticos producidos mediante la corriente eléctrica los que constituyen la magnetoterapia propiamente dicha, de los campos magnéticos obtenidos mediante imanes naturales o artificiales que se conocen como imanterapia.
Los campos magnéticos aplicados en medicina son de baja frecuencia y de baja intensidad

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s